17:28h. Sábado, 14 de diciembre de 2019

El río Burgay se desbordó y causó estragos

Tras las fuertes lluvias registradas en las zonas altas de Biblián, el caudal del río Burgay creció considerablemente, hecho que preocupa a moradores que colindan con las riberas del río. 
Esta es la situación actual en el sector San José, del cantón Azogues.
Esta es la situación actual en el sector San José, del cantón Azogues.
La zozobra para las 22 familias que habitan en el sector San José, del cantón Azogues, inició luego de la fuerte crecida el 21 de abril del año en curso; a partir de esa fecha y las constantes crecidas, cada vez los propietarios sufren el deslizamiento de sus tierras que sirven para el desenvolvimiento de la vida productiva. 
Testimonios de afectados
Francisco Calle, uno de los moradores más afectados por el desbordamiento, explicó alos medios de comunicación que su vivienda está por desplomarse, “el deslizamiento está a solo 2 metros de mi casa, lo más probable es que en una nueva crecida, mi vivienda se desplome, como ustedes verán, los colectores de aguas residuales también corren el riesgo de ser arrastrados, ninguna autoridad se ha acercado a constatar los daños y queremos que a través de la prensa, nuestro clamor llegue a los oídos de los gobernantes y nos ayuden a conservar lo poco que queda de nuestros bienes”, enfatizó. 
De igual manera, John Lema, propietario del local de compra y venta de chatarra “San Juditas”, se ve afectado por esta situación, pues la crecida arrastró gran parte del material que se encontraba clasificado, las pérdidas estarían valoradas en unos 2 mil dólares. 
Otro caso particular es de Inés Chuqui, quien en la crecida anterior perdió sus animales de corral, pollos y cerdos, “sentimos mucho temor volver a colocar a los animales en la ribera del río, porque el agua invade nuestros terrenos y se lleva todo lo que está a su paso”. 
Ayuda de las autoridades 
Carmen Castro, otra de las personas afectadas, manifestó que se sienten vulneradas, por lo que solicitan a las autoridades municipales tomar acciones. “Pedimos al señor alcalde que venga y observe el riesgo que estamos corriendo, no se trata de una sola familia afectada, somos muchos que estamos sintiendo los estragos del desbordamiento, el río hoy se llevará nuestros terrenos, pero si no hacen nada las autoridades, el día de mañana la crecida podría cobrar vidas humanas”, acotó. (PDV) (I)