19:52h. Viernes, 13 de diciembre de 2019

Automecánica Pañora algo más que un gran Taller en El Tambo

“Automecánica Pañora”, taller ubicado en la Panamericana Norte-ciudadela El Solitario, del cantón El Tambo, es el lugar donde su propietario Edgar Wilson Pañora Coronel viene atendiendo a su clientela desde hace 25 años.
Todo un artista del metal.
Todo un artista del metal.
Un Maestro bien preparado
Concitamos una cita, dialogamos con él, y es tan satisfactorio iniciar escuchándole que es un profesional Técnico en Mecánica Automotriz graduado en la ciudad de Quito, donde siguió además cursos de especialización en motores y sistemas de inyección. Trabajó en la Automotriz Mercedes Benz y otros, durante 10 años, luego de lo cual regresó a El Tambo. Sus estudios los realizó en la Escuela 12 de Octubre, y el ciclo básico en el Colegio Nacional El Tambo, terminando sus estudios secundarios y especialización en Mecánica Automotriz, en Quito.
De la curiosidad al dominio
Edgar Pañora recuerda que desde muy pequeño le gustaban los carros, sus piezas, se describe muy travieso y tenía mucha curiosidad por conocer cómo se armaban los autos, desde ahí nació su afición y deseo de convertirse en un profesional de la mecánica. 
En su taller realiza todo lo que es reparación de motores, cajas, trasmisiones, sistemas de inyección, y todo lo que compete a la mecánica automotriz con especialización en motores. 
El Arte, un gran complemento
Pero lo peculiar de nuestro emprendedor es que además de este su trabajo cotidiano, se dedica a la elaboración de verdaderas obras de arte utilizando chatarra reciclada de las piezas viejas que le quedan, habiendo realizado varios diseños, como tanques de guerra, porta botellas para vinos, un helicóptero, una retroexcavadora, un reloj, carros de Fórmula 1, muñecos y otros objetos.
Finos acabados
Indica que el proceso para realizar sus obras demanda mucho tiempo, porque primero necesita reciclar la chatarra, luego se hace una imagen mental del diseño que desea ejecutar,  para proceder a trabajarlo; sin embargo, por su misma profesión, cada pieza que elabora le lleva acabarlas en aproximadamente 5 meses, aclarando que su trabajo no es rústico, sino que le gusta dar un acabado impecable y minucioso a sus obras, con un buen pulido, lo que llama la atención de los visitantes. 
Simple afición
Sus obras de arte las exhibe al público, en su taller, donde muchos lo compran, aunque él enfatiza que los hace solo por afición y para coleccionarlos; solo 2 carros de Fórmula 1 los realizó para obsequiar a sus familiares. 
Claro mensaje
No ha exhibido todavía su arte en ninguna feria artesanal, a pesar de que pertenece al Gremio de Artesanos, y muchos le han sugerido hacerlo. Edgar Wilson Pañora aconseja a todas las personas, sean o no artesanos, que dediquen su tiempo a realizar algún tipo de arte, para dejar como legado a su familia y a la colectividad misma. (JGM) (I)