22:38h. Viernes, 24 de enero de 2020

ARCSA clausuró dos chifas por condiciones de insalubridad

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA) ejecutó un operativo de control en el cantón La Troncal, donde clausuró 2 restaurantes de comida china (chifas), debido a las condiciones de insalubridad en las que preparaban los alimentos.
Fueron dictadas también capacitaciones al personal que labora en farmacias, sobre la correcta dispensación medicamentos, y a comerciantes del Mercado Central.
Fueron dictadas también capacitaciones al personal que labora en farmacias, sobre la correcta dispensación medicamentos, y a comerciantes del Mercado Central.
Los controles se ejecutaron luego de una denuncia presentada a través de la aplicación ARCSA Móvil, donde se alertaba sobre la deficiente higiene de uno de los establecimientos. Los técnicos cumplieron la visita para constatar, y a su ingreso, en la parte posterior del local, evidenciaron la presencia de plagas.
El chifa carecía de adecuadas áreas de almacenamiento de alimentos, los productos de primera necesidad estaban amontonados con plásticos y otros objetos que no son aptos para una área de cocina. Además, se encontraron productos caducados y sin notificación sanitaria. 
Los técnicos de la Agencia visitaron otros restaurantes de la zona y comprobaron iguales condiciones de insalubridad en otro chifa, procediendo con la clausura inmediata de ambos establecimientos y el inicio de un proceso sancionatorio, determinado en la Ley Orgánica de Salud, que puede conllevar una multa de 10 salarios básicos unificados y hasta el cierre definitivo.
A estas inspecciones se suma el control de otros 20 establecimientos, entre ellos plantas embotelladoras de agua, tiendas, supermercados y panaderías; en estos últimos se revisaron notificaciones sanitarias y fechas de vencimiento de productos que se expenden por época navideña. 
Además, se ejecutaron capacitaciones al personal que labora en farmacias, sobre la correcta dispensación de medicamentos, y a los comerciantes del Mercado Central se les impartieron las buenas prácticas de manipulación de alimentos y el almacenamiento adecuado de productos procesados. 
En este cantón Arcsa ha controlado 107 establecimientos en lo que va del 2019, con el objetivo de precautelar la salud de sus ciudadanos. (I)